martes, 20 octubre, 2020
Banner Top

Hoy en día es algo prácticamente imposible y una utopía ver a los neerlandeses triunfar en alguna competencia continental, pero antes de este nuevo milenio fueron parte importante y peleaban por cada trofeo de las actuales Champions League y Europa League, además de la aparición de la ‘Naranja Mecánica’ con Johan Cruyff al mando, llevándose dos subcampeonatos mundiales. En aquella temporada 1994/95 que hoy nos concierne, el Ajax logró ganar la Eredivisie y dar la campanada para levantar la ‘Orejona’ sin perder ningún partido. Hoy recordaremos a ese gran Ajax, considerado uno de los mejores equipos de la historia de este deporte. Un plantel con grandes promesas y que jugaba de una forma magnífica.

El gran Louis Van Gaal era anunciado como nuevo entrenador de un histórico club que quería romper la hegemonía que había trazado el PSV de Guus Hiddink. Los de Eindhoven arrasaron llevándose seis de siete campeonatos desde la 85-86 hasta la 91-92, destacando figuras importantes como Ruud Gullit, Ronald Koeman, Romário o Ronaldo Nazário. Van Gaal quería plantarles cara con una idea de juego clara, extremos abiertos, total control y posesión de la pelota e intensidad defensiva. Se logró el gran objetivo, el Ajax dominó gran parte de la Eredivisie en la década de los 90′ sin un equipo plagado de figuras, pero si con un grupo de jóvenes promesas que venían acaparando los focos de la prensa. Eran imparables.

Llegaba la temporada 94/95, el conjunto ‘ajaccied’ partía como uno de los favoritos para competir en Champions, debido al gran trabajo de ese atractivo y vistoso juego que mostraban cada vez que pisaban el terreno de juego. El AC Milán que venía como campeón defensor o el Barcelona de Hagi, Romário, Guardiola, Stoichkov y el actual entrenador de los catalanes, Ronald Koeman, eran los equipos a vencer. Novatos, que ya casi no lo eran, como Van der Saar, Frank y Ronald de Boer, Marc Overmars, Clarence Seedorf, Edgar Davids o Patrick Kluivert, se daban a conocer en una plantilla dónde nada más Frank Rijkaard y Danny Blind superaban los 25 años.

Champions League: Los 25 grandes momentos de la Champions League | Marca.com

Arrancaba el camino europeo y el sorteo de los grupos los enfrentaba al duro AC Milán, al Casino Salzburgo y el AEK Atenas. Primer partido en su antigua casa, el De Meer Stadion. Allí vencieron sin muchos inconvenientes y tranquilamente 2-0 a los rossoneris de Fabio Capello con goles de Ronald de Boer, que la pinchó frente a Sebastiano Rossi y otro del finlandés Jari Litmanen. La siguiente fecha remontaron y vencieron 1-2 en Atenas, empataron 0-0 y 1-1 ambos partidos frente al Salzburg, y llegaron a San Siro, donde se llevaron los dos puntos -todavía no se daban tres por triunfo- gracias a las conversiones del rendidor Litmanen y Franco Baresi en propia puerta para el 0-2 definitivo. Cerraron la fase de grupos con otro triunfo 2-0 frente al AEK. 10 puntos para un Ajax que calificó a la ronda eliminatoria como líder del grupo D, superando al Milán que pasó con 5 puntos (le habían quitado 2 puntos debido a un problema generado por los ‘tifosi‘).

También puedes leer:   La Champions League 2020-2021 arranca en agosto

El Hajduk Split se atravesaría en su camino por los cuartos de final. La visita a Croacia fue dura, nadie pudo sacar ventaja en un aburrido 0-0, en cambio los holandeses hicieron valer su localía y golearon con autoridad a los balcánicos por 3-0, con doblete de Frank de Boer y un tanto del nigeriano Kanu para confirmar su pase a la siguiente ronda. El Bayern de Múnich de Oliver Kahn y un veterano Lothar Matthäus fue el escollo en semis. Estaban cada vez más cerca de la deseada gran final. Los de la capital de los Países Bajos no disputaban un partido de semifinales desde la campaña 1979-80, cuando se enfrentaron al Nottingham Forest, futuro campeón. Era enorme la ilusión de acceder a la final y llevarse la ansiada ‘Orejona’ a casa.

Tras un empate a cero en la ida, todo quedó para la vuelta. Ese 19 de abril de 1995 se viviría en Ámsterdam uno de los mejores y más recordados partidos de la historia de la renovada UEFA Champions League. Litmanen de cabeza adelantó a los de Van Gaal al 10′ y poco tiempo más tarde Witeczek empató las acciones. Luego de ese gol, el veloz y ágil extremo nigeriano, Finidi George, recibió un pase de Overmars desde la izquierda a la media luna que empalmó de primera y se coló en el arco ‘bávaro’, un golazo. El killer Ronald de Boer marcó al 44′ para cerrar una primera mitad sensacional, pero a tan solo dos minutos del arranque de la segunda mitad apareció de vuelta Litmanen con un zurdazo para su doblete y un 4-1 que parecía lapidario.

Descontó Scholl de penal, sin embargo Overmars anotó el quinto y definitivo en la fracción 88′. El Ajax de Van Gaal estaba en la final, habiendo arrollado a todo un Bayern de Múnich. En la otra llave, el PSG perdería 0-3 en el global frente al Milán, que iban a enfrentar a los neerlandeses en su tercera incursión consecutiva en la final.

También puedes leer:   Rinus Michels, la chispa del éxito

Campeón invicto: revisa la campaña completa de Ajax en la Champions League 1994/1995 | PeloterosTV

Los que a día de hoy tienen 34 títulos ligueros querían tomar revancha tras la derrota en ese 1969, año donde el equipo liderado por Cruyff cayó 1-4 en el Santiago Bernabéu ante una plantilla que era entrenada por el perfeccionador del ‘catenaccio’, Nereo Rocco. El viejo Praterstadion de Viena, rebautizado como Ernst Happel, se ponía coqueto para acoger su cuarta final europea: 49.730 espectadores presenciarían un auténtico partidazo.

Van Gaal alineaba con su distinguido 3-3-1-3, mientras que Capello puso en el rectángulo su clásico 4-4-2. A las 20:30 hora local del 24 de mayo de 1995, el árbitro rumano Ion Craciunescu dio el silbatazo inicial y arrancaron las acciones. El defensor Michael Reiziger pudo adelantar a su equipo con un cabezazo que se fue por arriba del arco de los italianos. Pasaron unos cuantos minutos y Panucci soltó un disparo cerca del punto penal que rozó el palo de Van der Sar. Este último se haría notar con una fantástica reacción tras una volea de zurda de Marco Simone.

Los rossoneri, que vestían de blanco ese día, tuvieron la mayor parte de las ocasiones, pero entre atajadas y fallos no lograron vencer el pórtico rival. A tan solo 5 minutos de cumplirse el tiempo reglamentario, Frank Rijkaard tomó el esférico, se la cedió a Kluivert, que había ingresado de cambio al 65′, y el joven delantero controló con la zurda, se internó en una defensa abierta, sobre todo mal posicionada y definió con un suave pero preciso ‘toquecito’ para poner el 1-0 decisivo. Ese niño de 18 años transformó en el más joven en anotar un gol en una final de Champions, y nadie ha conseguido batir esa estadística en la actualidad. El capitán Danny Blind levantaría la cuarta Copa de Europa en la historia del club.

Solo el gran George Weah, tras batir las redes en siete ocasiones, superó a Jari Litmanen en el rubro de goleadores del torneo. A la postre, el actual Presidente de Liberia ficharía por el Milán y conseguiría el Balón de Oro de ese año. Otro dato curioso es que los hermanos de Boer se convirtieron en la primera pareja de hermanos en conseguir campeonar por Champions.

También puedes leer:   Dani Olmo, en pos de un sueño

Pero no se quedaron ahí, sino que además conquistaron su décimoséptima liga de forma invicta, la Supercopa neerlandesa, la Supercopa de Europa ante el Real Zaragoza y finalmente levantaron la Intercontinental tras derrotar por penales al Gremio. El año siguiente ganaron la liga nuevamente y llegaron de nueva cuenta a la final europea, pero fueron vencidos por la Juventus gracias a la vía de los penales. Para la 96-97, alcanzaron las semis de Champions y al final de temporada se confirmó que Van Gaal no seguía como su timonel, cerrando así una gloriosa época de los 90´ con 11 títulos y una marca histórica de 75 partidos oficiales sin conocer la derrota.

Como se veía venir, el Ajax fue desarmado totalmente. El héroe de la gran noche, Patrick Kluivert, y Reiziger firmarían por el Milán, Seedorf se marchaba a la Sampdoria, Davids a la Juve, Overmars al Arsenal, y luego años después Van der Sar recaló en la ‘Vecchia Signora‘ y, Litmanen, Frank y Ronald de Boer fueron al FC Barcelona. Los jóvenes del Ajax se transformaron en figuras mundiales, pero quizás ese paso de jóvenes canteranos a campeones de Europa les elevó y preparó más que nada para el futuro de sus carreras. El pasado, sin embargo, ahí queda, imborrable en la memoria.

Final de la Champions 1995: recordando al último gran Ajax

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
Tags: , , , , , , ,
Avatar
Venezolano. Desde que conocí al fútbol es parte de mí, respiro fútbol las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Ver rodar la número 5 es mi pasión. Comencé en esto desde los 13 años en La Pizarra del DT. Me encanta redactar y escribir, aún más sobre el deporte.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo