domingo, 12 julio, 2020
Banner Top

Qué bonito es salir de casa para ir a tu estadio, pero es aún más bonito salir de tu casa, de tu ciudad, viajar cientos de kilómetros para poder estar con tu equipo. Es algo que en muchos países, debido a la violencia en los mismos estadios, es cada vez más difícil. Simplemente: seguir a tu equipo a todas partes.

El sábado pasado en la victoria del Club América 1-0 ante Monterrey, Josué Pérez cumplió 100 partidos siguiendo a las Águilas. 14 ciudades diferentes, poco más de 20 estadios y dos países. Es la pasión, la ilusión de un niño que se ha mantenido desde entonces porque ha crecido viendo al América y que, a pesar de ver un 3-0 en contra en su primer juego, se ha quedado ahí, como pocos, para siempre.

 

 

El inicio…

“En el año 94-95, cuando vinieron Kalusha y Biyik, me enamoré de ese juego con Leo Beenhakker y fue cuando empecé a venir al estadio. No se ganó nada, pero se jugaba bonito. Mi primer partido fue un 10 de septiembre del 2000, un clásico contra Chivas y se perdió 3-0, fue doloroso y también motivación en el alma y en el corazón, para poder regresar. Al siguiente año me colé con la barra para la presentación de Iván Zamorano.

Ya de más grande, mi sueño era ir a los 17 partidos del torneo regular, me lo propuse y hasta que lo logré. El conteo lo empecé en la Liguilla del Apertura 2017. Fue complicado porque había partidos que eran en viernes o entre semana.

Tengo un grupo de amigos que somos muy unidos, conseguimos boletos, viajamos juntos, compartimos hospedaje. Luego de los 17 partidos, sí quería descansar pero un amigo me dijo que si ya lo había hecho una vez, lo podía hacer dos o tres veces y ya llevo tres torneos”. 

 

 

Los sacrificios…

“Recuerdo mucho una cortada de árboles para una Navidad, fue en una Liguilla y me la perdí. Un Día de las Madres también, porque era una semifinal ante Santos, es complicado porque dejas a la familia, relaciones personales, pero la gente que te ama entiende lo que es la pasión del fútbol.

También puedes leer:   No puedes herirme

Lo más complicado ha sido por cuestiones de trabajo, es lo que más he sacrificado. Soy abogado y he tenido audiencias al otro día de algunos partidos, en donde no he dormido una noche antes para no perder el vuelo. También he llegado al límite para viajar a otros estados.”

“Te preguntan que si vas tan lejos a ver a un equipo y sí, porque es una pasión”

 

Las turbulencias en el viaje…

“En el Estadio Corona de Santos, Jéremy Ménez falló un penal y yo lo estaba grabando, cuando lo falló mucha gente me lanzó cervezas pero no reaccioné, solo me cambié de lugar. En el Estadio Universitario de Tigres, a varios compañeros los sacaron, la policía estaba muy a la defensiva y con gritar el gol de tu equipo, te sacaban.

Para el partido ante Atlético de San Luis yo ya tenía todo planeado, los boletos de autobús, el boleto del estadio y por una cuestión ajena, por la violencia en el último partido, se iba a jugar sin público. Días previos conocí a un reportero que me dijo que me podía pasar y así entré, como medio. Es un partido muy especial por lo que representó, es el único gol que no he festejado del América.”

Las recompensas…

“La final del Apertura 2018 fue un momento de éxtasis: salimos campeones y además fue cuando cumplí los 17 partidos completos y los 6 de Liguilla. También celebré el Campeón de Campeones en Los Ángeles, aunque el conteo solo es en partidos de Liga MX.

En cualquier plaza a donde vayas, siempre habrá un americanista. En los vuelos a Monterrey y Tijuana te preguntan que si vas tan lejos a ver a un equipo y sí, porque es una pasión, pero también aprovechas para conocer las ciudades”.

El festejo del último título del América

Josué es de los valientes, que está cuando hay que estar, pero no solo se trata de estar, si no de sufrir, de derramar lágrimas, de que los sentimientos y una pasión se apoderen de ti. Toda la impotencia de los malos momentos, se transforma en lágrimas, de felicidad, de poder ver a tu equipo levantar el título, en la que es tu casa, luego de recorrer tantos kilómetros, por todas partes del país.

También puedes leer:   Rompiendo discursos de género: Jennifer Muñoz

Y cómo no entender ahora lo que siente por el América, algo único y, al fin y al cabo, su identidad.

 

Tags: , ,
Vicente Escobar
Especialista en scouting y análisis

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: